Hermanas Eguiluz

Hermanas Eguiluz

 

CARMEN y AIDA EGUILUZ MÉNDEZ

En esta sección de antiguos alumnos pretendemos saber qué fue de aquellos que pasaron por las aulas del Colegio Santa María Micaela de Santander, qué ocurrió en sus vidas desde el punto de vista académico y profesional y qué pueden decir a los jóvenes que hoy en día cursan sus estudios en el colegio que les pueda iluminar en su camino hacia el futuro.

Hoy nos reencontramos con dos hermanas, Carmen y Aida Eguiluz Méndez, que estudiaron en el colegio y posteriormente se han decidido por caminos muy diferentes, la primera en el mundo de las Humanidades y la segunda en el de la Medicina.

Carmen, Aida, contadnos qué camino seguisteis  una vez terminada la ESO en el colegio

Carmen: Terminé mis estudios de secundaria en el año 2000 en el colegio Santa María Micaela, para a continuación comenzar el Bachillerato, por la rama de Humanidades, en el IES Torres Quevedo. Inicié la Universidad en el año 2002, en la licenciatura de Historia, especializándome en historia antigua. Me gradué en el año 2007 y comencé los cursos de doctorado, a la vez que realizaba el CAP, y en el año 2008, ya habiendo iniciado el proyecto de investigación, obtuve una beca predoctoral de la fundación Marie Curie, en modalidad de contrato -de diez meses de duración-, para continuar con mi investigación en la Università Ca’Foscari de Venecia, y que complementé con una beca del Istituo Italiano di Cultura de Madrid para poder desplazarme y consultar las fondos de la biblioteca de la Universitá di Bologna con sede en Rávena, puesto que mi trabajo de investigación está, es parte, relacionado con dicha ciudad. En octubre de 2009, obtuve una beca predoctoral de la Universidad de Cantabria de cuatro años de duración, que finalizó en septiembre de 2013. Desde la finalización de la licenciatura hasta hoy, no sólo he obtenido el Diploma de Estudios Avanzados tras la lectura de la tesina, sino que además he participado como ponente en diversos congresos y seminarios de carácter nacional (Madrid), e internacional (Oxford, Venecia, Bratislava), y asistido a otros tantos como oyente; he publicado diversos artículos; he formado parte de dos proyectos de investigación financiados por el Ministerio de Cultura; he realizado estancias breves de investigación en otras universidades (Madrid, Salamanca, Bolonia); y he impartido docencia en la Universidad de Cantabria y en la UNED. Además a lo largo de todos estos años he continuado con el estudio del inglés (C1) y del alemán (C1), gracias a mis periodos en Italia he aprendido también italiano (C1), y tengo algunos conocimientos de francés (A1). Actualmente estoy redactando la tesis doctoral, que espero tener acabada para finales del año próximo, y además trabajo como profesora de inglés a tiempo parcial en una academia privada, donde doy clases tanto de refuerzo escolar como de preparación para exámenes oficiales de Cambridge.

Aida: Tras terminar los estudios en el colegio, cursé bachillerato por la rama de Ciencias de la Salud en el Instituto Torres Quevedo.  Actualmente me encuentro cursando 5º de Medicina en la Universidad de Cantabria y realizando prácticas en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Continué mis estudios de Inglés  y Alemán tras el colegio. No tengo ningún certificado de alemán aunque mi nivel sería en torno a un A2. En 2008, me saqué el B2  de inglés de la E. O. I y en 2013 el C1 de inglés por el Trinity College of London. El inglés me ha permitido poder trabajar como profesora de inglés desde hace dos años y haber pasado un verano como au-pair en una familia en Oxford. También he impartido clases de Lengua Castellana y Literatura  mientras estudiaba en la universidad.

¿Qué consejo le darías a alguien que hoy en día estudia la ESO? Especialmente a los alumnos de 4º que están a unos meses de tomar la importante decisión de qué camino tomar.

Carmen: Aún recuerdo cuando estaba en 4º de la ESO y dije que quería estudiar Historia, la de veces que intentaron convencerme de que no lo hiciera. Aún recuerdo como alguno de mis profesores me dijo que pensara más con el estómago que con el corazón. Y a pesar de todo ello, lo estudié, y no me arrepiento, es verdad que no corren buenos tiempos para nosotros, pero creo que ha merecido la pena, porque hice aquello que más me llenaba. Este sería mi consejo, elegir aquello que más te satisfaga personalmente y que más feliz te pueda hacer.

Aida: Mi consejo sería que escogiesen para su futuro algo que les guste y se les dé bien, ya sea en un módulo o bachiller. Al final, si disfrutas con lo  que haces, no te lo vas a tomar como un trabajo u obligación y estarás deseando hacerlo. Medicina es una carrera muy dura y muy larga, pero me encanta y disfruto cada día con lo que hago.

¿Cuál es vuestro mejor recuerdo del colegio? 

Carmen: Tengo mil recuerdos y anécdotas del colegio y de los profesores. Recuerdo el día del bocata, los sábados en el MEL, la semana cultural donde hacíamos siempre sobaos, las excursiones y un sin fin de cosas. Pero sin duda, lo mejor de todo es poder compartir estos recuerdos con mis compañeros de clase, muchos de ellos grandes amigos en la actualidad.

Aida: La verdad es que tengo muchos recuerdos, pasé muy buenos años en el colegio, desde preescolar hasta 4º de la ESO, y siempre que voy por allí, siento una especie de nostalgia de todos los recuerdos que me vienen a la mente, no sólo de mis compañeros de clase, con los que aún hoy día tengo muy buena relación; sino también de la mayoría de profesores.

¿Cuál es vuestro horizonte profesional? ¿Qué esperáis conseguir en el futuro?

Carmen: Hace años me planteé el dedicarme exclusivamente al mundo de la investigación, pero la falta de expectativas, por la escasez de fondos debido a la coyuntura económica de los últimos años, me ha obligado a buscar nuevos horizontes profesionales. Es verdad que cuando inicié mis estudios ya era consciente de las limitaciones en el mundo laboral de los estudios humanísticos, pero gracias a que durante todos estos años nunca dejé de lado el estudio de lenguas extranjeras, hoy en día me dedico a ello, y considero que va a ser mi salvavidas durante los próximos años, aunque espero poder dedicarme a la docencia de Historia, que es lo que realmente me gusta.

Aida: De momento mi objetivo más cercano es ir a estudiar el año que viene la carrera a un país extranjero (Bélgica o Alemania) con una beca Erasmus. Cuando acabe la carrera, el MIR y la residencia, me encantaría dedicarme a la medicina en el extranjero, Suiza o Inglaterra serían mis elecciones.

 De momento, me gustaría especializarme en cirugía aunque todo puede variar.

También entra dentro de mis planes hacer un doctorado en medicina y quizá compaginar el trabajo en el hospital con la docencia.

Estudiar una segunda carrera como Literatura o Historia del arte es uno de mis sueños, pero no lo veo muy factible después de medicina y un doctorado.

¿Qué consejo podéis dar en el estudio de idiomas? ¿Cuál sería mejor camino para perfeccionar el conocimiento de un idioma?

Carmen: Creo que es muy importante que el estudio de los idiomas no acabe con la etapa educativa. Es verdad que aprender un idioma es una tarea que conlleva mucho empeño y constancia pero al final la satisfacción que da el poder comunicarte en otra lengua, con gente de otros países, compensa todo ese esfuerzo. Mi consejo para perfeccionar un idioma es continuar con ello, que no se dejen de lado porque se hayan finalizado los estudios, y poder además reforzarlo con clases de refuerzo o particulares en centros de idiomas. Y por supuesto animo a todos aquellos que tengan la posibilidad de ir al extranjero, que lo hagan, pues no sólo perfeccionarán el idioma, o incluso aprenderán uno nuevo, sino que la experiencia de conocer otra cultura y otra forma de vivir merece la pena y te enriquece.

Aida: Creo que un buen nivel de inglés es básico para cualquier cosa que quieras hacer en tu vida, ya sea estudiar, trabajar o simplemente moverte por el mundo. También creo que el conocimiento de una tercera lengua es muy importante a la hora de buscar trabajo, pues ahora que todo el mundo tiene más o menos un nivel básico de inglés, lo que nos va a diferenciar es ese conocimiento de un tercer idioma.

Creo que lo mejor para aprender un idioma es aplicarlo fuera del colegio, ir a clases particulares, leer en inglés, ver películas y series en versión original. Y además creo que el ir a un país extranjero a trabajar o estudiar realizando una inmersión total puede ser una buenísima idea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar