César Mazo

César Mazo

CÉSAR MAZO

En esta sección de antiguos alumnos pretendemos saber qué fue de aquellos que pasaron por las aulas del Colegio Santa María Micaela de Santander, qué ocurrió en sus vidas desde el punto de vista académico y profesional y qué pueden decir a los jóvenes que hoy en día cursan sus estudios en el colegio que les pueda iluminar en su camino hacia el futuro.

Hoy nos encontramos con César Mazo, chef del Hotel Silken Río de Santander, pero mejor cuéntanos tú, César, cuáles fueron tus pasos cuando terminaste tus estudios en el colegio:

Según acabe 4º de la ESO me apunté en la Escuela de Hostelería de Peñacastillo al Módulo de Grado Medio de cocina. Al terminar el primer año, me puse a trabajar durante el  verano en el restaurante Maremondo  y al terminar la temporada de verano seguí con mis estudios y realicé las prácticas en el Hotel Sardinero. Terminadas las prácticas, me renovaron  y estuve trabajando ese verano y el siguiente. Posteriormente empecé a trabajar en el Hotel Silken Río, donde continuo en la actualidad.

¿Qué le aconsejarías a alguien que hoy en día estudia 4ºESO?

Desde principio de curso deberían pensar sobre qué van a hacer al año siguiente y pensar sobre todo en ellos mismos y no en la opinión de los demás. Es una decisión en la que hay que ser egoísta, pensar en uno mismo, para luego trabajar en aquella que sea tu vocación porque desde luego un trabajo que no te gusta puede acabar contigo.

¿Cuál es tu mejor recuerdo del colegio?

Mi mejor recuerdo del colegio supongo que sea el viaje a Inglaterra. Fue una experiencia muy interesante.

¿Qué características hay que tener para dedicarse al mundo de alta gastronomía? ¿Qué podrías aconsejar desde el punto de la Formación y Profesional a alguien que se siente atraído por tu profesión?

Lo primero que hay que tener claro para dedicarse a la cocina es entender todos los sacrificios que conlleva y tener bien claro que te gusta de verdad. Como dije antes, un trabajo que no gusta va a ser una mala experiencia. A aquellos interesados en el mundo de la alta cocina les aconsejaría que fuesen autodidactas, que tengan curiosidad por la cocina porque a base de ensayo-error uno aprende bastante.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar